Cocinas en L para apartamentos pequeños

Las cocinas en L para apartamentos pequeños es la propuesta que llega desde Doimo Cocinas en Alicante. Estas cocinas que aprovechan dos de las paredes de la estancia pueden ofrecer toda una serie de ventajas en espacios reducidos que las convierten en una gran opción cuando se está realizando el diseño de esta habitación.

Una cocina pequeña puede ser una cocina bonita, práctica y que cumpla con todos los requisitos de la familia si se diseña correctamente y la cocina en L parece una opción perfecta para los apartamentos pequeños. Veamos por qué.

Consigue más espacio de almacenamiento

Con las cocinas en L ganas espacio de almacenamiento respecto a las cocinas lineales, ya que ganas una pared a mayores sobre la que colocar armarios. Dependiendo de la distribución de la cocina puedes colocar solo alacenas superiores o superiores e inferiores. Incluso puedes colocar armarios de columna que te permitan contar con una despensa muy amplia en un espacio muy reducido.

Es importante sacar todo el jugo a la esquina, ya que muchas veces es espacio que se pierde por darle un mal acceso. Hoy, los fabricantes de muebles de cocina ofrecen soluciones muy buenas a este problema, como por ejemplo los estantes extraibles o las puertas esquineras con una gran amplitud de apertura.

Una cocina acogedora y agradable

Las cocinas en L son mucho más acogedoras y agradables que otras alternativas para ganar espacio. Por ejemplo, en una cocina muy pequeña una construcción en U puede hacer que se tenga más lugar de almacenaje, pero también que el espacio central sea excesivamente pequeño haciendo que no resulte agradable trabajar en la cocina. Esto sucede cuando hablamos de un espacio estrecho y alargado, por ejemplo.

Con una cocina en L podemos ganar sitio para una mesa o, simplemente, conseguir contar con una visión general de la cocina mucho más despejada y que nos permite entrar a trabajar con holgura y poder movernos sin problema.

Trucos para aprovechar las cocinas en L

Uno de los trucos más socorridos para aprovechar las cocinas en L es el de colocar una parte de la cocina bajo la ventana. Normalmente, es el fregadero el que ocupa ese lugar pero no tiene que ser necesariamente así. Incluso puede ser la cocina de cocinar para que el extractor del aire lleve directamente hacia afuera todos los humos.

Otro de los trucos está en colocar una mesa abatible en el lado largo despejado para poder levantarla a la hora de comer y usarla, pero teniéndola recogida al trabajar porque ofrece más espacio en estas cocinas en L para apartamentos pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.