Tener un sistema eficiente de agua caliente sanitaria

A la hora de obtener agua caliente sanitaria en casa existen diferentes opciones en el mercado, cada una con unas marcadas ventajas e inconvenientes, así como una eficiencia diferente, que influirá también en nuestro consumo energético y la factura que pagaremos mensualmente a nuestra compañía energética.

 

Debes fijarte muy bien en el sistema eficiente de agua caliente de agua que escojas, ya que, después de la calefacción son las segundas fuentes de consumo de energía en los hogares. En total, suponen el 86 % del consumo total de energía.

 

En este artículo, te explicaremos cómo tener un buen sistema eficiente de agua caliente y porqué es tan importante.

 

Agua Caliente Sanitaria o ACS

Antes empezar con los diferentes tipos de sistemas, debemos saber que es el agua caliente sanitaria o ACS.

 

El sistema ACS es el sistema para producir agua caliente sanitaria destinada para consumo humano u otros usos. El agua que se emplea para este servicio es agua potable procedente de la red de suministro. El agua se calienta pudiendo dar servicios en aquellos puntos donde sea necesario tener un suministro de agua caliente.

 

Dependiendo del tipo de instalación el método para calentar agua puede ser:

 

  • Por acumulación: el método de obtención de agua caliente sanitaria por acumulación, se utiliza mucho en edificios con instalaciones centralizadas. Para ello, se utilizan acumuladores “depósitos” con volúmenes de acumulación en función de la demanda del servicio calculada previamente. Una vez el agua fría se introduce en el acumulador, el agua es calentada mediante una caldera exterior o por medio de otras energías como las renovables.

 

  • Por calentamiento instantáneo: este método suele utilizarse en hogares individualizados. El agua circula por un serpentín dentro del calentador, calentando directamente por la llama del calentador o mediante un intercambiador por el que circula agua caliente.

 

 

Sistemas para obtener agua caliente sanitaria

 

  1. Calderas y calentadores: Las calderas y los calentadores de agua caliente sanitaria funcionan todos de manera similar: un serpentín de agua fría pasa sobre una llama que calienta el agua a la temperatura deseada. La diferencia entre una caldera y un calentador estriba en que las calderas, ya sean calderas de gas o calderas de condensación, están diseñadas para producir agua caliente también para el sistema de radiadores, mientras que el calentador es únicamente para el agua caliente de nuestros grifos. Además, son dos sistemas económicamente bastante eficientes

 

  1. Termos eléctricos: Los termos eléctricos tienen un funcionamiento muy sencillo: una resistencia caliente el agua fría dentro de un depósito que puede variar en capacidad. Es lo que se conoce como un sistema de acumulación.Su ventaja principal es que el agua sale caliente casi inmediatamente, y se puede regular a nuestro gusto con mucha precisión. Además, son bastante económicos y sencillos de instalar y más seguros que una caldera o calentador, que requieren de revisiones periódicas.

 

Tener eficiencia energética

 

Dependiendo del lugar donde vivas, la presión del agua será mayor o menor. Así pues, la fontanería ayudará a reducir el consumo de agua.

 

Instalar válvulas reductoras de presión disminuirá el consumo de agua en el hogar. Además, otra de las opciones es la instalación de sistemas que incluyan electro válvulas. Estas válvulas sirven para regular el paso de un fluido por la cañería. Normalmente, tienen la posición de cerrado o abierto, lo que evita los goteos de los grifos y la acumulación de agua en las cañerías.

 

 

Si te ha interesado este artículo y quieres saber más sobre el agua caliente sanitaria o ACS, te recomendamos que visites la página web de Tienda Chaffoteaux dónde, como expertos en la venta de calderas, termos y sistemas de calefacción, encontrarás la mejor oferta de calderas de gas y calderas de condensación a los mejores precios. Además, también encontrarás su blog, donde resuelven dudas y aportan información sobre calderas, termos, agua sanitaria, sistemas de calefacción, consejos para ahorrar en tu factura energética.