4 errores comunes al contratar una reforma

Existen una serie de errores comunes al contratar una reforma con empresas constructoras en Alicante. Esto puede conllevar que trabajos que deberían de ser muy gratificantes para nosotros, como un nuevo cuarto de baño o una cocina abierta al salón acaben siendo una pequeña odisea y fuente de disgustos.

Además de elegir trabajar con los mejores profesionales del sector con experiencia y nombre en tu ciudad, ten en cuenta estos errores y evita cometerlos.

4 errores que cometemos al contratar reformas

Estos son los errores en los que caemos con más frecuencia cuando contratamos reformas.

#1. No cerrar precios

Al pedir un presupuesto este puede ser cerrado o abierto. Un presupuesto abierto se da en grandes obras, cuando no se sabe muy bien qué se va a encontrar al comenzar a trabajar y es imposible dar un precio exacto de lo que pueda costar el trabajo. Pero en las reformas del hogar más frecuentes el presupuesto suele ser cerrado y los profesionales deberán de asegurarse de que tienen en cuenta todas las circunstancias.

#2. No comprobar la calidad de los materiales

Cuando no se tiene experiencia se puede caer en el error de pedir varios presupuestos para, valga el ejemplo, arreglar un cuarto de baño y contratar el más económico sin darnos cuenta de que la calidad de los materiales que nos ofrecen es muy inferior. Por eso, lo mejor es pedir presupuesto por separado de trabajo y de materiales y hacerlo sobre unos materiales previamente elegidos que serán los mismos en todos los casos.

#3. No comprobar referencias

Es frecuente tener un cierto pudor a la hora de pedir referencias y de comprobarlas. Pero es algo que deberíamos de hacer siempre y nadie tiene que sentirse ofendido porque se le soliciten. De hecho, los buenos profesionales suelen darlas sin necesidad de pedirlas porque están orgullosos de sus trabajos y no tienen problemas en mostrarlos como ejemplo.

#4. No cerrar fechas

De igual manera que se puede cerrar un precio por contrato también se pueden cerrar fechas. Esto obliga a la empresa de reformas a comenzar en un día en concreto y a entregar la obra también en una fecha en concreto, salvo pacto contrario.

Si tienes en cuenta estos errores para no cometerlos al contratar empresas constructoras, verás como la obra de tu casa sale muy bien y mejoras la calidad de tu hogar.