Tu espacio ideal de trabajo, decóralo con ojo.

sillas-ergonomicas para el trabajoCansada de trabajar. Llegas a la oficina y nada te motiva. ¿Qué hacer? Decora tu espacio de trabajo a tu gusto. Dale un toque personal y cambia tu vida. A partir de ahora ir a trabajar será un placer. ¿Cómo hacerlo?

¿Tienes dolor de espalda cuando acabas de trabajar? Cambia la silla de oficina y compra una silla ergonómica. Ahora bien, ya que nos tenemos que motivar, vamos a elegir una silla de diseño. Será de precio asequible, atractiva y muy cómoda. Cuidará de la espalda y acortará las horas en la empresa.

La silla Uka es una apuesta segura por la salud de nuestra columna vertebral. Paralelamente es una propuesta de diseño que mira al futuro. Combina perfectamente funcionalidad con diseño. Suma ergonomía con estilo. Se fabrica en varios colores. Y el precio es muy asequible. Tenemos los tres principios: diseño,  precio y ergonomía. Ordénalos como quieras, pero los tres principios se cumplen.

 

ALEGRÍA EN EL TRABAJO

Como muchas veces el trabajo nos resulta aburrido, vamos a darle un toque de alegría. Nuestro punto de partida van a ser los colores. Optaremos por colores neutros para los muebles de oficina. Para las mesas y armarios elegiremos tonalidades suaves, nada estridentes. Por ejemplo, un blanco, un roble claro o un acacia.

En cambio, vamos a personalizar las sillas. Empezamos con las sillas confidentes. Atender al cliente y darle la máxima satisfacción es nuestro principal objetivo. Lo que queremos es hacer clientes y generar negocio con ellos. Por tanto, hay que cuidarlos y mimarlos. Si cuando llegan a la oficina, se sientan en una silla incómoda en el momento de empezar el acuerdo comercial, su predisposición no va a ser la mejor. No obstante, si le ofrecemos un buen asiento, podrá estar horas y horas escuchándonos. Cuanto más tiempo nos atienda, más posibilidades tenemos de ofrecerle nuevos productos. Por consiguiente, no vamos a escatimar en ellos. Según la imagen más formal o más moderna que queramos proyectar, elegiremos entre el confidente Shell, el Urban o Altea. Cada modelo corresponde a un fabricante diferente y cada modelo persigue a un cliente distinto. Iría del estilo más informal con Shell, pasando por el Urban para llegar al estilo más clásico y elegante con Altea. Es importante saber quién es nuestro cliente final.

La elección clave

Una vez tenemos claro el tipo de sillería, tenemos que pensar en el acabado. Optar por el color verde o un naranja, va a vincularnos con un mundo moderno y en cambio. Los negocios relacionados con las tecnologías suelen optar por colores con mucha fuerza y carácter.

Por el contrario, el mundo de la abogacía o de los economistas acostumbrar  a preferir colores más suaves. Un crema o un gris. Si saltamos a la esfera de salud, los colores predominantes son el blanco combinado con un verde claro o un azul claro. Ambas tonalidades se asimilan al sector de la salud. El contraste es mucho menor. De todos modos, los nuevos profesionales están optando por colores vivos como el amarillo o el rojo, colores que llegan a las empreas de salud, por ejemplo. ¿Qué tipo de negocio tenemos?

Los colores que elegimos para la sillería de colectividades van a reproducirse en las sillas operativas. Por ejemplo, el respaldo o el asiento irá en harmonía. De esta manera, creemos un elemento de identidad entre los diferentes muebles, que a su vez va a enlazar al cliente con nosotros. El cliente se sentirá identificado con nosotros y nosotros nos sentiremos identificados con él.

 

Pero, lo más importante es que hagas tuyo el mobiliario, que la oficina sea tuya y responda a tu espacio de trabajo ideal. Decorar el negocio es para ser más felices mientras trabajamos. Disfruta la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *