Los armarios empotrados y todas sus ventajas

Los armarios empotrados son hoy por hoy una de las mejores elecciones para el hogar. En muchas casa de nueva construcción estos armarios están ya presentes en todas las habitaciones porque se sabe que la mayoría de los compradores los demandan. También es una de las obras que más a menudo se realizan en reformas encaminadas a vender un apartamento, ya que un hogar sin este tipo de armarios es más complicado de vender o tendrá un valor de mercado inferior.

Incluso muchas personas que tienen un apartamento sin armarios empotrados, se plantean el construirlos cuando van a realizar una reforma de la casa, ya que saben que esto hará mucho más cómodo su hogar.

Ventajas de los armarios empotrados

Entre las ventajas de los armarios empotrados destacamos:

– Aprovechan mucho mejor el espacio, especialmente cuando las habitaciones no son muy grandes. Los armarios empotrados aprovechan el espacio desde el techo hasta el suelo y pueden tener el ancho que la habitación facilite que tengan. Esto hace que se pueda aprovechar al máximo todo el espacio y que además, al estar la habitación más despejada, la sensación sea de amplitud aunque no tenga un tamaño demasiado grande.

– Su interior es totalmente personalizable. Puedes elegir donde quieres que vaya cada cosa y el espacio que quieres proporcionar a la barra o a los estantes según la forma que tú tengas de colocar tu ropa. El diseño interior del armario puede dividirse en dos partes, para cada miembro de la pareja, y darle diferentes acabados si los gustos a la hora de guardar sus cosas son diferentes.

– Se ahorra dinero cuando se quiere cambiar la decoración de la habitación. No es lo mismo cambiar todos los muebles de una habitación que limitarse a cambiar el cabecero y las mesillas para darle un aspecto totalmente distinto al dormitorio. El armario es lo más caro y lo más difícil de cambiar y al estar empotrado y formar parte de la habitación en sí, ya no hay que preocuparse por tener que comprar uno nuevo si queremos darle otro estilo al dormitorio.

Si el cambio es muy radical y el armario empotrado se nos ha quedado anticuado, es tan sencillo como cambiar las puertas o pintarlas en otro tono para actualizarlo y que vuelva a estar, durante muchos años, totalmente vigente y adaptado a la decoración de la habitación.

¿Debo de guiarme por las modas al reformar mi casa?

Al hacer reformas integrales Alcoy muchos propietarios de viviendas se dejan llevar por modas en lugar de estudiar bien las necesidades de su hogar. Por ejemplo, muchas personas piden abrir la cocina al salón inspirándose en lo que ven en las revistas de decoración.

Esto es algo muy bonito y que puede dar luminosidad y hacer que el espacio se vea más grande, pero tal vez no sea lo adecuado en una casa en la que la familia tiene diferentes horarios y siempre hay alguien preparándose un plato o un café. Al final, sería imposible ver una película tranquilos en la sala por el ruido en la cocina y el olor de la comida estaría siempre en el ambiente.

Lo que sobre el papel es algo bonito y decorativo, finalmente no lo es tanto en la práctica debido al estilo de vida de la familia. Y, como este, encontramos muchos otros ejemplos de modas en la forma de distribuir el espacio que no siempre encajan con el tipo de familia que se tiene.

Entonces, ¿cómo planifico la reforma?

La mejor manera de planificar la reforma es viendo qué es lo que se tiene en la vivienda en este momento y qué es lo que se echa de menos. Por ejemplo, tal vez se tiene un bonito cuarto de invitados que se utiliza de manera muy ocasional, colindante con una sala de estar pequeña que se utiliza a diario. ¿No sería mejor para el día a día de la familia tirar el tabique y unir ambas estancias creando una sala de estar grande y acogedora?

O, quizás, la necesidad más grande de la familia sea un cuarto de baño o un aseo a mayores para evitar colas por las mañanas y aporreos de puerta. Planificar cómo se podría conseguir el espacio para un nuevo cuarto de baño debería de ser la prioridad en la reforma aunque eso suponga que la distribución de la vivienda no es tan de revista como nos gustaría.

Una vez realizadas las obras de reforma, llegará el momento de decorar la vivienda y ahí si se podrá jugar un poco más con el equilibrio entre lo que es práctico y lo que nos parece más bonito, pudiendo hacer ciertas concesiones a las modas y a las exigencias estéticas para conseguir una casa a la última, a la par que adaptada a la familia.